26 de mayo de 2009

Este viernes, Quinteto

CC Pachamama
Pje. Argañarás 22
Viernes 29 de mayo - 21:30 hs.
Gorostiza
Levín
Molina
Romero
Funes
(los tempraneros comen guiso de posguerra)

25 de mayo de 2009

Para los lectores de La Barbarie

Unidad Funcional tiene el honor y el privilegio de ser el único blog no dedicado a temas políticos que aparece linkeado en el blogrol de La Barbarie, uno de los más interesantes de ese rubro que existe en la blogósfera (amén de muchos de los otros linkeados ahí, un gran porcentaje de ellos provenientes del denominado campo nacional y popular). No sé por qué motivo sé les habrá ocurrido incluirme en ese listado, pero lo cierto es que alguna vez lo hicieron y ahí sigo estando hasta el día de hoy. Así es que los lectores de La Barbarie, al lado de títulos concernientes a temas de la coyuntura política ven, por ejemplo, “un campeón” o “receta simple rica y barata”, y al hacer click, en vez de encontrarse con un análisis sobre el clima eleccionario, una proclama o un post de opinión, se encuentran con un poema wannabe, la foto de un nene o el relato de dudoso valor literario de un acontecimiento cotidiano y banal.

La cuestión es que muchas veces, al ver en mi página de estadísicas la cantidad de visitas que vienen de La Barbarie, me siento levemente estafador y acto seguido me digo que, para redimirme, tendría que escribir más sobre política. Cosa que me prometo hacer en honor a todos aquellos lectores confundidos y engañados.

Receta simple rica y barata

En una verdulería que no sea de supermercado comprás una planta de apio, un rosetón de hinojo, una cebolla grande o dos chicas, tres tomates perita y dos limones. En el camino a tu casa ves qué lindo queda todo eso dentro de la bolsa, el rojo de los tomates se ve a través del nylon, las hojas del apio salen por una manija y el hinojo es blanco y hermoso. En tu cocina lavás bien todo. Después, sobre una tabla de madera, cortás el tallo del apio, el hinojo, la cebolla bien picada y el tomate en pedazos chicos. Echás todo en una olla, en la que también tirás dos tazas grandes o tres chicas de agua. Prendés el fuego y esperás más o menos a que la mitad del agua se evapore. Entonces cortás cada limón en seis u ocho partes y apretás esas partes sobre la olla para que caiga todo el jugo dentro. También echás un par de chorros generosos de aceite, un pocillo de azúcar y bastante sal y pimienta. Después tapás el noventa por ciento de la olla y esperás diez o quince minutos más, hasta que veas que se evaporó casi todo el líquido. Entonces servís en el o los platos. Lo podés comer solo, si no tenés mucha hambre, o maridada con una milanesa seca y de grueso empanado (de pollo, en la medida de lo posible).

24 de mayo de 2009

Un campeón


12 de mayo de 2009

Motivos personales

Un problema que me aflige / el más leve de todos / es el paso del tiempo / o también puede ser / el de saber que hay muchas cosas / que están pasando lejos / en lugares mejores / en los que ahora no estoy / Pero esos serían los asuntos / que sí puedo aguantar / después están los otros / los que me hacen pensar / y llorar así / en esta misma posición / aunque a solas / sin anteojos / ni papeles / ni micrófono / con la frente apoyada / en las palmas de las manos.

"Plaza Batallón 40"

(...)
En mi bolsillo, junto a otras llaves,
guardo la llave de una casa
de Buenos Aires
donde mis hijos duermen,
donde también va a amanecer
dentro de poco.
Allá todo era simple.
Se me caía el anillo
de casado del dedo,
salía a la terraza
miraba amanecer.
(...)


Plaza Batallón 40, de Héctor Viel Temperley, completo acá.

9 de mayo de 2009

Cortapelos

Así se veía parte de mi cabellera ayer a la tarde, en el espejo de la pauliquería, antes de someterla a las afiladas tijeras de la cortapelos popular e itinerante.


8 de mayo de 2009

El busto de Evita en Sierra

Se inauguró en 1953. El día del golpe del 55, vecinos gorilas la ataron a un auto y la arrastraron por el pueblo. Otros vecinos la rescataron, se la llevaron a caballo y la escondieron en una cueva en las sierras. El busto de Evita estuvo treinta años ahí. En los ochenta el peón de un campo la encontró de casualidad en esa cueva, mientras perseguía a un zorro. Hasta principios de los noventa, permaneció en el galpón de ese campo. Entonces la restauraron, la devolvieron a su lugar de origen, y yo la vi todos los días durante varios veranos. Este miércoles, un día antes de un aniversario del nacimiento de Evita, apareció destruida.

7 de mayo de 2009

Hoy


Nunca aprendí a poner las tildes
en los mensajes de texto,
y temo que eso algún día genere
malentendidos terribles.

6 de mayo de 2009

El sábado juego a ser un escritor importante

y firmo libros en la Feria

"El poeta menor ante el nacimento de su hijo"

Luego de hallar, tras días de búsqueda, el lápiz
en la cabina del camioncito de los bomberos,
y de comprobar la independencia de juicio
del heredero, que rompe las páginas predilectas
e intactas deja las indiferentes, el poeta menor
decide dialogar con su mujer sobre un tema clave:
la organización espacial y temporal de su labor,
en la casa, luego del nacimiento del hijo.
A lo largo de la conversación se tocan varios temas:
compra de comestibles y artículos de limpieza,
pago de impuestos, turno para el cuidado,
diversión, alimentación e higiene del niño,
ausencia de cuidado, diversión, alimentación
e higiene de la pareja, necesidad de registrar
sus primeros pasos, frecuencia de uso del
-vulgarmente denominado- chupete,
amables formas de imponer distancia a los abuelos.
Cuando una mutua mudez evidencia el final,
el poeta menor comprueba que su inquietud
ha sido desplazada en vista de otras urgencias.
Esa noche, como un inspirado romántico
que aprovecha el silencio de los mortales
para dejar fluir el carácter alado de sus versos,
canta durante horas una canción de cuna.



(De Sergio Raimondi -Poesía Civil, Vox, Bahía Blanca, 2001)

5 de mayo de 2009

Estoy medio en el horno

Necesito más plata, más trabajo.

Mecenas, sponsors, o interesados en mi fuerza laboral,

por favor escríbanme a

ignaciomolina22@gmail.com


.

4 de mayo de 2009

La mejor declaración que leí de un futbolista

"Anoche no quise ver la tele y me fui a dormir"

"pero no se dieron cuenta de que estaban plantadas"

hola tío nacho: el otro día tenía que hacer una leyenda con una amiga Rocío ya se la entregué a las seño y me olvidé de mandártela pero te la mando ahora para que me digas si está bien y si te gusta hay algunos chiquititos errores porque los dejamos con mi amiga para que también la señorita los corrija bueno te la empiezo a contar. María.

Las margaritas abandonadas
hace tiempo muy lejano había dos margaritas, eran las únicas en el pueblo. Antes, ellas eran unas jóvenes muy hermosas que vivían en un pueblo muy muy chico con algunas casitas.
las jóvenes eran las más lindas del pueblo; pero un día, una vecina, como les tenía envidia porque el chico que le gustaba a ella era el que cuidaba a las dos jóvenes pensó un plan para deshacerse de ellas.
al día siguiente la vecina agarró la varita de su tía y las convirtió en margaritas mientras dormían. cuando se levantaron se dieron cuenta de que estaban en un pueblo distinto al que vivían; no había ninguna persona! qué susto!
trataron de correr pero no se dieron cuenta de que estaban plantadas, porque eran margaritas.
después de unos días llegaron unas personas, pero no las vieron a las margaritas, las personas se habían ido y las margaritas seguían ahí. pasaban los días y las pobres margaritas ya no sabían qué hacer, tenían hambre, calor y mucha sed.
un mes despues fue el chico que cuidaba a las jóvenes, como le gustaron tanto esas margaritas las recogió y se las llevó a su novia, la que era la vecina de las jóvenes.
ellos las plantaron en el patio de su casa, juntos las miraban, las cuidaban y las regaban. y así vivieron todos muy felices.

fin

Historieteca

El colapso económico del 2001 dejó al mercado de la historieta argentina en un estado poco menos que terminal. Las editoriales del sector –salvo honrosas excepciones, como el caso de De la Flor– dejaron de publicar, y las ediciones independientes eran sólo aventuras esporádicas de algunos arriesgados. En ese contexto, Marcelo Pulido, un fanático del género, creyó que Internet era un lugar adecuado para aportar su granito de arena en pos de revertir aquel más que sombrío panorama. Así fue cómo, el primer día de junio de 2002, nació Historieteca, un sitio que hoy, casi siete años más tarde, se ha convertido en una imprescindible guía de consulta tanto para los amantes de la historieta local como para aquellos curiosos que googlean alguno de los títulos o de los nombres de los autores que figuran en sus amplios archivos. La web fue creciendo al compás del repunte del mercado (en estos años aparecieron nuevas editoriales y resurgieron antiguas) y actualmente, además de reseñas históricas, informes especiales y completos e interesantes mini sitios –como el dedicado a Cazador, una especie de historieta contemporánea de culto–, posee una sección de novedades editoriales que no sólo da cuenta de los lanzamiento de las empresas establecidas sino de fanzines autogestionados realizados en diferentes puntos del país. La intención de Historieteca, según su mentor, es la de demostrar que la historieta argentina no se agota en clásicos como Mafalda o El Eternauta y que hay muchos autores de influencia mundial que merecen más reconocimiento. Historieteca funciona, de acuerdo a sus palabras, como “un puente entre el prodigioso pasado de nuestra historieta y los lectores de hoy, y entre los que hoy están escribiendo la continuidad de esa historia y su público”.

Historieteca se encuentra en www.historieteca.com.ar. La dirección de su blog es www.historieteca.blogspot.com

1 de mayo de 2009

Feliz día