11 de julio de 2008

Vecinos sensibles


3 comentarios:

Julia dijo...

uyy pero si el pañal del gordo no tiene olor... vecinos quejosos! seguro q esos cacerolearon en los barrios lindos.
bue.
besos, molina!

Cassandra Cross dijo...

Con echar la cacota al inodoro, embolsar el pañalito aparte y recién ahí echarlo en el tacho no deberían tener problemas...
(Ahora, digo yo, qué les cuesta tocar la puerta? Ya que son tan sensibles y considerados, no?)

Salú, Molina.

Palbo dijo...

Al que quiera entender, yo le prometo
a la Verdad acceso. Y el camino
es desentreverar un pergamino
escrito en el reverso de un boleto.

Todavía hay quien piensa que la posta
lo espera en cierto libro inmaculado
de ricas miniaturas ilustrado,
en lugar de en el cielo y en la bosta.

Dejáte de joder y sé feliz;
no te tomes en serio las teorías,
y en vez de hacerte el bueno, sé mejor.

La realidad es el calor del pis,
las lunas, los intérpretes, los días,
las lágrimas, las muertes, el amor.