21 de agosto de 2008

Muy de noche

Muy de noche
oigo las bocinas de los trenes
a diez cuadras de mi cama
y eso quiero decir
que todo lo demás está en silencio.

Muy de noche
puedo imaginar
la distancia inmóvil
que hay hasta las vías,
las esquinas desiertas,
los árboles sin copas,
los cuerpos desvelados,

sintiendo por momentos
que todo va a quedar así,
oscuro para siempre.

3 comentarios:

Griselda Garcia dijo...

bello

Martín dijo...

De estos tres poemas, este es el que mas me gusta Ignacio!! Me gustan especialmente estos poemas donde late un pulso narrativo ¿no? Te dejo un abrazo grande!!

Molina dijo...

gracias, griselda y martín.
sí, se ve que no me puedo alejar de lo narrativo. además, ese tipo de poesía es el que más me gusta. abrazo