11 de diciembre de 2008

Sandinista

Recién ayer, googleando, me enteré de que en el mundo hay otra obra literaria titulada Los estantes vacíos. Es un poema de Ernesto Cardenal, bastante malo y desconocido fuera de su país de origen, que hace referencia a los estantes vacíos de los supermercados nicaragüenses durante la revolución sandinista de la década del ochenta. El embargo que Estados Unidos le inflingió al gobierno de corte socialista provocó que desaparecieran las “hileras de cosas de colores” de las góndolas de los supermercados. Y esos estantes vacíos, para Cardenal, fueron símbolo de resistencia heroica del pueblo ante la agresión y el desabastecimiento imperialista.

Ayer entré a un Supermercado
y vi los estantes vacíos;
la mayor parte vacíos; y sentí un poco
la melancolía de los estantes vacíos,
pero más que eso, la alegría
por la dignidad de nuestro pueblo patente
en los estantes vacíos.
Estos estantes antes tan abarrotados
de cosas de todos colores innecesarias y necesarias
o como están en otros países. Es el precio
que pagamos, un pueblo pequeño peleando
contra el Coloso, y los veo repletos
de heroicidad los estantes vacíos.
El precio de la independencia. Y porque hay
miles de cachorros de Sandino sueltos por el monte.
Y así como faltan esas hileras de cosas de colores
falta la señora en la accra enseñando su haga,
el niño de ojos blancos como mármol extendiendo su mano.
Los niños retozan en sus barrios;
los mayores, tranquilos.
Y los policías sin garrotes de hule en la calle
para pegar a la gente,
ni bombas lacrimógenas
ni mangueras de agua ni escudos antimotines,
por los estantes vacíos.
Están sin las cosas
necesarias o innecesarias, pero llenos de sacrificio
y orgullo los estantes vacíos,
orgullo, arrogancia si se quiere, de un pueblo:
los estantes vacíos.
Ni se vende ni se rinde.
Y me fui, pesaroso pero gozoso por los estantes vacíos.

6 comentarios:

ernesto cardenal dijo...

boludo estas repasando la obra de abelardo ramos?, imperialismo sandinismo, falta un libro tuyo de tinte politco revolucionario y pronto a la revista pronto

Molina dijo...

bueno, al sandinismo no hay otra forma de llamarlo.
y a la palabra imperialismo la puse en boca tuya (o sea, de cardenal).
y a abelardo ramos, y a su hija laura, ya los leí.
y no trabajé en pronto pero trabajé en noticias. algo muy parecido.

mariano dijo...

Y así como faltan esas hileras de cosas de colores
falta la señora en la acera enseñando su haga,
el niño de ojos blancos como mármol extendiendo su mano.
Los niños retozan en sus barrios

sí, la verdad que da un poco de melancolía y también de alivio, leer esos poemas de la izquierda creyente, de la izquierda ingenua. Un poco de alivio por lo insoportable de esa actitud de poetas que cantan la revolución, un poco de tristeza porque de esa época no quedó absolutamente nada.
saludos, molina

abe ramos dijo...

es parecido porque los periodistas ganan poco en ambas redacciones o porque son pesimos?

segui con todo molina,el imperialismo yamqui es el causante del auge feizvukiano?!

saludos

Molina dijo...

Tanto en Pronto como en Noticias hay grandes redactores. aunque no es eso lo parecido.

Julio César Grandal Doce dijo...

visitar mi blog y exponer vuestras opiniones