20 de mayo de 2010

Recién, en la calle, cuando venía para acá, vi cómo un tipo cuarentón y muy grandote bajaba de su auto bastante lujoso y le gritaba al hombre de unos sesenta y cinco años que todavía no había bajado del coche de atrás. “Dos veces lo tocaste, ¿qué te pasa?”, le gritaba desaforado. Al parecer, el otro, durante las maniobras para estacionar, le había tocado mínimamente el guardabarros. “Disculpame, fue sin querer”, decía el hombre mayor. “Ah, ¿sin querer?... mirá lo que te hago sin querer...”, le dijo el grandote, mientras pateaba el Peugeot. “Pero qué hacés, eso fue a propósito, lo mío fue sin querer...”, le dijo el viejo, y el otro volvió a patear. Dos abolladuras de tamaño considerable en la chapa. Yo me había quedado parado en la esquina. Cuando se me escapó un “qué hacés flaco, ¿estás loco?”, el tipo me miró y me dijo “empezá a caminar ahora o te re contra cago a trompadas”... El auto es azul (bastante lujoso, como dije) y está estacionado en la esquina de Gorriti y Carranza, sobre Gorriti, antes de cruzar, sobre la mano izquierda. Cuando vuelva a mi casa, si todavía está ahí, podría patearlo y romperle los vidrios. Si alguno de ustedes pasa por esa esquina y lo ve, hágalo por mí.

12 comentarios:

GC es un grande dijo...

Que frecuente son esos tipo de tipos no? y dan bronca y ganas de romperle todo el auto. Pobre tipo, que linda mañana tiene...

Julia dijo...

Rayalo con isa.

Paula dijo...

uffff detesto eso de bs as, son las cosas que me hacen querer irme de aca e ir a vivir a un pueblo mas tranquilo, donde la gente se saluda. me ha pasado de ver escenas similares y me ponen mal.por ej, una vez a las 9 de la maniana por florida, un tipo saco un palo y no quise mirar, uff!

Cassandra Cross dijo...

Qué tipo despreciable. Te juro que si no estuviera tan lejos y ocupándome de tres cargas de lavarropas, me tomaba el bondi para cagarle rayando el coche a ese boludo.

Matías dijo...

y? lo encontraste??

Natu dijo...

Rayalo

Natu dijo...

Rayalo

Natu dijo...

Rayalo

Molina dijo...

esa tarde pasé por esa esquina. estaba el auto, pero a tres metros había un policía. al otro día ya no estaba. tengo anotada la patente.

Lola dijo...

Tal vez, digo, tal vez, la solución estaba en haber llamado al poli, el de la esquina de la tarde o a otro cualquiera, en el momento en que ocurrían las cosas, cuando podías demostrar valentía apoyando la versión del señor mayor frente a la del violento y dejarse de venganzas para más tarde.
Mal andamos si pagamos con la misma moneda.
Saludos.

Molina dijo...

no fue mi intención demostrar valentía, lola
beso

Anónimo dijo...

Pasa la patente...
Me agarre una bronca de puta madre.