7 de abril de 2011

Desde el escritorio donde trabajo

Desde el escritorio donde trabajo, a unos ochenta metros de la unión de las autopistas Panamericana y General Paz, se ve el edificio de Villa Martelli en donde una tarde de 1976 (dos semanas antes de mi nacimiento) un grupo de tareas del Ejército asesinó al comandante guerrillero Mario Roberto Santucho.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y con eso...?

Molina dijo...

nada más que eso.
es un post sin remate.

Anónimo dijo...

"Asesinar" es un verbo discutible.
También murió un militar de la patrulla que fue a detenerlo.

¿Usamos el verbo "asesinar" en ese caso? ¿Decimos que murieron en combate? ¿Qué decimos?

Publicación dijo...

Sí, se podría decir que el militar también fue asesinado. O que ambos murieron en combate.

Lo que es discutible es el verbo "detener".
Fijate que las dos personas que estaban con Santucho (dos mujeres, creo) y que no murieron en el combate no fueron "detenidas" ni juzgadas posteriormente: fueron secuestradas, torturadas y desaparecidas.

Anónimo dijo...

Es cierto. También "detener" (Dicho de una autoridad: Prender a alguien)es discutible.

Tal vez "prender" (Asegurar a una persona privándola de la libertad, y principalmente, ponerla en la cárcel por delito cometido u otra causa) o "secuestrar" (Retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines).

Anónimo dijo...

desde mi ventana se ven unas palmeras, y esto te aseguro que no es Miami