4 de diciembre de 2008

Un padre de familia sin auto

Un padre de familia sin auto,
ni casa, ni familia,
mira el techo desvelado,
a las tres de la mañana.

Y espera a que se hagan las ocho
para caminar los mil kilómetros
que entran en la cuadra
que ahora lo distancia de su hijo.

Un padre sin familia que
–como los futbolistas
que se van al descenso–
habla en tercera persona,
para ablandar el dolor.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

No se ponga asi molina!! la familia la tiene!!! a su hijo lo tiene!!!
lo importante esta!!

Babi dijo...

Nacho... pasa esos dolores, vivilos, amigate con ellos. Te hacen fuerte y te hacen crecer.
Igual, los hijos son una bendicion enterna, no se van, siempre estan.

Besos

Anónimo dijo...

precioso esto que escribiste.

certero y precioso.

me mató.

Julia dijo...

Ay, Molina, la puta madre...

Anónimo dijo...

Los padres de familia son un invento de las publicidades. Sos padre de tu hijo y lo tenés.
Te quiero.
Beso.