28 de julio de 2011

Ayer me pasé una estación de tren por ir leyendo concentrado mi propia novela; no sé si soy un lector demasiado enfervorizado, un escritor demasiado grosso o un chabón demasiado despistado.
.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

uno que se mira en todos los planos, seguro

Anónimo dijo...

o un autor demasiado egocéntrico...

Anónimo dijo...

un copado !

Fouch! dijo...

el lector de un buen libro

elOjoavezado dijo...

un multifacetico...

elOjoavezado dijo...

un multifacetico...